Copyright © 2015 Voga Diaries.
Powered by SumoThemes & NumbeRed PR

by Mish Sky

PARIS is always a good idea…

PARIS is always a good idea…

Después de varios meses de mi viaje, hoy por fin decido contarles cómo sucedió todo, a veces no nos percatamos de cómo el universo actúa de formas tan bonitas y siempre a nuestro favor.

Esta historia empieza desde el 2018 cuando me fui a Playa del Carmen por mi cumpleaños, fue un viaje express pero sin duda uno de los mejores que he hecho porque estuve en Chichen Itzá: un lugar del cual no me imaginaba su magia hasta que estuve ahí. En ese momento, decidí que cada cumpleaños estaría en un lugar que no conociera. Entonces sin pensar con qué presupuesto o cómo, empecé a decirle a las personas que mi siguiente cumpleaños lo pasaría en PARÍS.

 

 

Ya íbamos como a mediados de año (mi cumpleaños es en noviembre) y yo no tenía nada ahorrado, ningún vuelo, ni la menor idea de cómo me iba a ir, ni a dónde iba a llegar. Además, las responsabilidades de adulto se fueron juntando, ya que ese mismo año decidí empezar a independizarme y asumir todos los gastos que eso conlleva, por lo cual consideré posponer mi viaje para otro año.

Para los que no saben: mi trabajo es ser sobrecargo en una aerolínea mexicana, entonces cada inicio de mes nos llega la agenda de nuestros vuelos. Ya era noviembre y me llegó mi programación de ese mes… NUEVE DÍAS LIBRES ¿qué iba a hacer en 9 días por mi cumpleaños? bueno, mi primera opción fue Disney, no conocía disney y sonaba buena idea. Puesto que alguien me había mencionado que tu cumpleaños es una buena fecha para ir.

Como buena mujer adulta (sí, claro) empecé a hacer presupuestos y dije: “¿Por qué no irme a París?” Sonaba tan descabellada la idea de viajar a donde había planeado un año antes que ni yo me la creía. Pero el universo, mi familia y mis amigos opinaron lo contrario: ¿por qué no irme?

Con mi mejor amigo viviendo allá, lo tenía todo: algo de dinero, a dónde llegar y los boletos no estaban caros. Así que dije “¡VÁMONOS!”…

 

 

Quiero contarles el viaje en otro post, pero en este, compartirles cómo cuando decretamos las cosas el universo es tan grande que de verdad no duda en cumplirtelas. Una vez escuché una frase que decía ”Deséalo tanto hasta que el universo te diga: Ten y deja de joder. A veces pensamos más en las limitaciones que en visualizar las cosas ya realizadas, admito que yo siempre fui muy escéptica sobre esos temas, pero el decirle a la gente que -iba a pasar mi siguiente cumpleaños en París- y decretarlo con tanta fuerza, hizo que se volviera realidad, me cambió la perspectiva de todo esto. Fue el mejor viaje de mi vida, estar desayunando en La Maison Ladurée y conocer la Torre Eiffel, además de tener la oportunidad de irme de fiesta EN PARÍS, no lo cambiaría por nada y aun después de haber vivido ese momento ni yo misma lo creo.

 

 

 

 

 

No les digo que dejen todo en manos del destino porque aunque ya está escrito, nosotros lo vamos forjando con las decisiones que tomamos ¿qué hubiera pasado si yo hubiera preferido mejor no ir?, si hubiera dicho ”es un gasto que no puedo hacer” y sí lo dije, lo pensé, lo dudé; pero al final todas las personas de mi alrededor me apoyaron para ir y así fue como tomé un vuelo de 12 horas desde Los Ángeles hacia la ciudad que desde niña soñaba conocer.

 

 

Decreten las cosas, piensenlas hechas realidad, confíen en la magia de las palabras. Nunca sabes el potencial que eso tiene hasta que te sucede, y sinceramente lo veía en otros amigos que cumplían sus sueños sin dudar de ellos, gritándole al mundo ”SÍ PUEDO” y forjando su camino.

A lo mejor un viaje es un ejemplo burdo de la fuerza de esto, pero para mí, fue la mayor manifestación de lo que hasta mi misma psicóloga me decía, de lo que mi mamá toda la vida me dijo -¡DECRETA LAS COSAS!- y de lo que siempre leía en blogs, libros sobre la energía y podcasts donde hablan de la fuerza de la mente.  A veces solemos solo escuchar y pensar que son cuentos sin razón o fundamentos, pero cuando empezamos a decir que así será y vemos el resultado, nos podemos sorprender y no tener respuesta lógica para ello. Nos convertimos en otra persona más que habla de la vida como si fuera tan fácil, y sí lo es, solo que nosotros estamos bloqueando el potencial que podemos llegar a tener.

La vida poco a poco nos va enseñando que el camino que estamos escogiendo es el que estaba destinado para nosotros.

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *